Sociedad

La menopausia 'sale del armario': "Muchas mujeres se sienten más sabias y libres en esta etapa"

Un grupo de expertas en salud y mujer dan la vuelta a los mitos de esta estapa en su libro 'Señoras'

Marta Jurado

Foto: Arpa Editores

Miércoles 6 de diciembre de 2023

ACTUALIZADO: Lunes 1 de abril de 2024 a las 12:28H

9 minutos

La menopausia, un tabú para las marcas: "La esconden o disfrazan como si fuera algo innombrable"

 

Juana abre la ventana de su salón a las 12 de la noche, avergonzada porque se pone roja como un tomate y sus hijos la regañan porque la casa se queda helada... Tania, toda la vida friolera y vistiendo con un montón de capas, disfruta ahora de la estufita que lleva a cuestas... Estefanía quiere terapia hormonal para no sudar en una reunión trabajo por los sofocos... Son solo algunos testimonios de mujeres que presentan sus experiencias en la menopausiauna de las etapas que los expertos consideran más difíciles de afrontar por parte de las mujeres, tanto por la falta de información como por la forma en que la sociedad se empeña en invisibilizarla. Un periodo de grandes cambios hormonales y físicos, que se suele presentar entre los 45 y los 55 años, según el Instituto de la Menopausia y que se estima que afecta a cerca de 8 millones de mujeres en España.

Pero con el objetivo de darle la vuelta, ofrecer consejos prácticos y reflexiones críticas y reveladoras que hagan vivir esta etapa de otro manera, cuatro profesionales de la salud han reunido sus conocimientos en el libro Señoras. Una guía integral para vivir tu menopausia con plenitud (Arpa Editores, 2023). Escrito a cuatro manos por Elena del Estal (lda. en Farmacia y dietista-nutricionista), Alberta Ma Fabris (ginecóloga), Adriana F. Caamaño (psicóloga y sexóloga) y Tania R. Manglano (fisioterapeuta y osteópata) sus autoras pretenden hablar sin tapujos sobres esta etapa para que la menopausia y el climaterio salgan del armario y dar un nuevo enfoque a esta "vivencia de la madurez, disfrutarla con plenitud y resignificarla". En resumen, ofrecer "un torrente de luz sobre lo que nos han vendido como un periodo de oscuridad".

Tiempo de "tonterías las justas"

"Con el libro queríamos contar otros relatos de menopausia. No tan negativos", explica la ginecóloga Alberta Ma Fabris. "Muchas pacientes me cuentan que tienen una vida sexual más gozosa, las madres no tienen niños pequeños en la cama o en casa; algunas tienen una nueva pareja con la que el placer es central... Algunas utilizan el Satisfier, y otras se han liberado del miedo al embarazo no deseado y del consiguiente doble, triple anticonceptivo. De esta manera, muchas se sienten más sabias, libres de reglas dolorosas y abundantes. Como dice Tania, ahora es el tiempo de “¡tonterías, las justas!".

Así, defienden que con esos relatos se puede romper el estereotipo de la menopausia como "el desmorone, el fin, la edad de los cuerpos carentes, no deseables, no útiles, de los sofocos y la sequedad generalizada" generado por una mirada androcéntrica y centrada únicamente en la fertilidad de la mujer y verlo desde un punto de vista más positivo, de cambio de ciclo. Es más, según apunta la nutricionista Elena del Estal y coordinadora del proyecto, la menopausia y su posterior climaterio- que es una etapa mucho más larga– "puede ser un comienzo de aprender a poner límites si todavía no lo has hecho, una oportunidad para la introspección y para dejar salir a la persona que te apetezca, con más seguridad y confianza, por la experiencia acumulada".

"Con información, dejamos de vivirlo como una enfermedad"

En opinión de la psicóloga Adriana F. Caamaño es importante prepararse para la menopausia años antes, pero reconoce que esto supone "un cambio de paradigma social que impacta en todas las etapas y edades". "Es necesario tener un enfoque preventivo, con 40 años e incluso desde antes, es decir, reeducar a la sociedad para poner en valor otras virtudes que encontramos en esta etapa vital como es la sabiduría, el autoconocimiento o el placer. Si las mujeres disponemos de información, dejamos de vivir la menopausia como una enfermedad".

Y es que como recuerda Elena del Estal "es fácil llegar a esta etapa vital con el miedo, pero que en realidad es fruto del desconocimiento por lo que reivindica la necesidad de referentes, destapar el tabú de la menopausia y que se trata la salud de las mujeres desde un enfoque que vaya más allá de la carencia o la enfermedad y que hay alternativas a las tradicionales terapias hormonales. Pero como señala la fisioterapeuta Tania R. Manglano, "todo lo que atañe a la salud femenina se ha investigado y cuidado poco", por lo que las autoras piden que se ponga el foco en estos asuntos y a nivel personal se trabaje el autoconocimiento del cuerpo de la mujer, frecuentemente relegado a un segundo plano.

Las claves para el bienestar durante el climaterio

Las autoras señalan que no hay una receta única mejorar la salud durante esta etapa, ya que cada mujer es un mundo. Pero reconocen que hay ciertas pautas que se pueden seguir para mejora la salud y el bienestar durante el climaterio. A modo resumen señalan la importancia de "ponerse fuerte a todos los niveles". Empezando por una alimentación saludable y adaptada a las necesidades de esta etapa vital, "dentro de la flexibilidad y el disfrute", realizar ejercicios de fuerza muscular y de suelo pélvico, así como intentar mantener una vida activa.

"La alimentación es un pilar fundamental en el mantenimiento de una buena salud, como herramienta de prevención, incluso de tratamiento para las alteraciones producidas por la desaparición de estrógenos como el colesterol o la hipertensión, puede ser muy útil", señala la nutricionista Elena del Estal. También llaman a "cultivar el placer" en el amplio sentido de la palabra, "conectar con una misma" y estar lo "suficientemente informada" como para poder tomar las decisiones necesarias en este periodo de cambios que se compara a menudo con la adolescencia o con un parto, del que extraer también numerosos aprendizajes. 

El suelo pélvico y la libido, los grandes desconocidos

"En consulta me encantaría ver que no sólo nos acordamos del suelo pélvico cuando da problemas y hay dolor o pérdidas de orina, pero solo una minoría de mujeres vienen por prevención y para evaluar. Durante los procesos comento a menudo, tu placer es tuyo, y como tal es tu responsabilidad y compromiso practicar el autoconomiento y ampliar tus miras sobre el placer. Considerar el placer y el bienestar como una fuente primordial de salud es cambiar el paradigma que nos quieren imponer de que nuestro cuerpo es problemático", opina Tania R. Manglano.

En ese sentido señala que como mujeres recibimos "muchas violencias que nos marcan", desde el parto a violencias sexuales, y que nos impide conectarnos con nuestro suelo pélvico y con el placer. "No somos conscientes de que esta musculatura se encarga del control y sostén. Juega un papel importante en nuestro equilibrio y en nuestra postura. Con demasiada frecuencia se han naturalizado y se naturalizan los procesos que afectan a nuestra calidad de vida y si vinculamos nuestra zona genital con dolor y con los problemas de la micción nos olvidamos de que el mundo del suelo pélvico es clave para vincularnos con nuestra sexualidad y con el placer como fuente de salud".

Aprender del duelo

También es una época de duelos. "Durante esta fase revisamos toda una vida, algunas cosas ya no podemos cambiarlas y otras se quedan atrás. Sin embargo, un duelo es un proceso natural. Esto es diferente a enfrentar esta etapa desde una perspectiva traumática, es decir, un malestar profundo de cambios insoportables y sin capacidad de cambio o control, solo vivir en modo supervivencia", señala la psicóloga Adriana F. Caamaño. 

!La psicología nos acompaña en un momento donde hasta ahora estaba todo dicho. Nos permite ponernos en el centro y nos da la oportunidad de reflexionar: qué hemos sostenido hasta hoy y qué nos ha pasado desapercibido, qué nos genera malestar, qué cosas nos quedan por hacer, qué necesito dejar atrás, qué me hace feliz de manera auténtica, qué miedos persisten y qué nuevos miedos nos acompañan", añade. 

'Señoras' que saben lo que quieren

"Creemos que los círculos de mujeres, la palabra, el darse las manos o un abrazo es lo que a veces haría falta en el climaterio. A solas, en un mundo dominado por el estrés y un ritmo poco humano y todavía menos, femenino, la menopausia se vive más negativamente. Las experiencias relegadas a la intimidad nos hacen más débiles. Juntas podríamos resignificar esa etapa y coger el poder que tenemos en la sabiduría, con las mochilas llenas de nuestra experiencia vital como mujeres, madres a veces, trabajadoras otras, en relación con las otras y los otros".  

De ahí que han querido con su libro resignificar el concepto de Señora. "A las mujeres nos han dividido entre señoritas y señoras, diferenciándose el estado civil y la edad o apariencia de las mujeres. Esto ha llegado a interpretarse como algo ofensivo cargado de estigma. Sin embargo, ya muchas de nosotras nos hemos reapropiado del término y nos autereferenciamos 'Señoras' cada vez que hablamos del buen vivir, de la elegancia y la sabiduría que alberga el paso de los años. Esa es la idea que queremos trasladar, vivir orgullosamente como señoras. Ser 'Señora' hoy en día es tener muy claro lo que quiero, pero sobre todo, lo que no quiero".