Un grupo de pensionistas que estaban disfrutando de los viajes del Imserso en Roquetas de Mar (Almería) se ha rebelado contra el hotel en el que se alojaban.

Según aseguran a Canal Sur, la variedad y calidad de la comida que se les sirve no es la adecuada. Y es que, critican, los platos son repetitivos: macarrones, albóndigas, escasa fruta...

Por ello, han puesto reclamaciones e incluso han avisado a las autoridades de este hecho. "Es tanta la repetición y la calidad tan baja, que todo el mundo está protestando", ha reconocido un cliente.

 

El hotel en el que están sostiene que sí que ofrece variedad y calidad.

No obstante, añaden, deben hacer frente asimismo al aumento de los costes de los alimentos, por lo que les es complicado responder a todas las demandas, recoge Canal Sur.